Empezar en un nuevo trabajo

POR DIEGO PEREZ. | 19/01/2021

Empezar un nuevo trabajo es igual que el primer día de escuela: te preocupa qué vas a llevar puesto y si harás amigos. Te lo aseguro, esto es normal. (y no, esa chaqueta no te hace parecer gordo). Para ayudarte a aliviar esos nervios típicos del primer día y empezar con fuerza en tu puesto, hemos recopilado los mejores consejos para tu primera semana en el trabajo.

No llegues tarde
Esto puede parecer obvio, pero es la clave del éxito. Como dijo Woody Allen: «El ochenta por ciento del éxito consiste en estar ahí». Es muy sencillo: ser puntual en el trabajo hace que tu jefe vea que sigues siendo la misma persona entusiasta y responsable de la entrevista.

Vístete para impresionar
Te han contratado, ahora es el momento de cumplir con las espectativas. Siempre es mejor vestirse más formal al principio, pero también tienes que tener en cuenta la cultura de la empresa, nada grita tanto «novato» como llevar un traje negro recién planchado el primer día de trabajo en una moderna empresa emergente. Una forma de encajar es preguntar a tu supervisor cuál es el código de vestimenta (¡Obvio!).

Escucha, escucha, escucha
¿Lo has oído? Durante tu primera semana, vas a recibir mucha información nueva, así que deberías pasar la mayor parte de tu tiempo escuchando y digiriendo todos esos bocados de información, como dónde están los servicios y la máquina de café. Asegúrate también de hacer todas las preguntas que tengas, lo que nos lleva al punto 4.

Pregunta, pregunta, pregunta
¿Hay algo que te confunda o sobre lo que simplemente sientas curiosidad? Este es el momento de hacer preguntas. Considera las primeras semanas como tu «período de gracia», tus compañeros de trabajo y tu jefe estarán muy dispuestos a responder a tus preguntas, ¡así que dispara! Además, no hay nada peor que tener que admitir, con tres meses de retraso, que no has entendido un proceso complicado que parecía muy sencillo en su momento. Si haces preguntas también mostrarás tu entusiasmo e interés por el puesto, lo que siempre es bueno.

Conoce tu negocio para obtener resultados
¿Sabes que se espera de ti exactamente? Si no, para esto sirve la primera semana. Siéntate con tu jefe, ve más allá de la descripción del puesto y aclara todo lo que no esté bien definido. Verás que esto hará tu trabajo más fácil y tu jefe quedará impresionado por tu actitud proactiva.
Compartir